Mujeres que cambiarán la televisión (Reportaje para Pikara Magazine)

Feminismo, Reportaje, Series

jenji kohan

En su discurso de los Emmys, Juliana Margulies, protagonista de The Good Wife, celebraba la actual variedad de personajes femeninos en las series con la frase “es una época maravillosa para las mujeres en televisión”. Aunque Margulies se refería principalmente a las actrices, lo cierto es que también empieza a serlo para aquellas que trabajan detrás de las cámaras;  las creadoras y guionistas que con su labor están cambiando la televisión desde dentro.

El último informe de la Universidad de San Diego revelaba que las mujeres representan el 27% de las personas que trabajan para la televisión de prime time, cubriendo puestos de guionistas, directoras, creadoras, productoras, editoras o directoras de fotografía. Aunque los datos reflejen que la igualdad está aún lejos –en la última década solo ha habido un incremento de 6 puntos- aquellas que han logrado hacerse un hueco en la industria audiovisual están haciéndose notar.

PODÉIS LEER EL RESTO DEL REPORTAJE EN PIKARA MAGAZINE

Anuncios

Villanas de película

Cine

Después del estreno de Perdida (Gone Girl) se ha hablado mucho de su protagonista, Amy Dunne, y de lo que su personaje representa. Se ha acusado a Amy de anti-feminista, por emplear métodos tan discutibles como mentir sobre un abuso sexual que perpetúan esos mitos misóginos todavía presentes –desgraciadamente– en el imaginario colectivo. Sin embargo, también ha habido quien la ha llamado un icono feminista, por apropiarse de todo cuanto se espera de una mujer, de la esposa perfecta, y darle completamente la vuelta.

Lo que sí es Amy Dunne es una villana. Y la ficción necesita, como decía Gillian Flynn –la autora del libro en el que se basa la película– mujeres “pragmáticamente malignas”. Mujeres complejas, sin remordimientos, que optan por el lado oscuro. Del mismo modo que existen personajes como Hannibal Lecter, Tony Montana, Norman Bates o incluso Darth Vader, y a nadie se le ocurre pensar que los hombres son así, nadie debería considerar que Amy es un reflejo real de las mujeres. Pero su personalidad manipuladora, su carácter controlador y su maquiavélica mente la convierten en un personaje interesantísimo, y la sitúan a la altura de otras grandes villanas que se lo hicieron pasar muy mal a los hombres que las rodeaban.