El problema de la ‘male gaze’ en las series de televisión

Feminismo

Imagine las siguientes escenas. La primera tiene lugar en un pequeño cuarto decorado solamente con una cama y una mesilla de noche. Una espía rusa debe seducir a un agente del FBI para mantener su tapadera y obtener información. La cámara los muestra en acción, aunque curiosamente solo ella aparece sin ropa –lencería siempre perfecta, eso sí– mientras que él permanece completamente vestido. La segunda tiene a otra espía como protagonista. Esta aparece tumbada en la cama junto a su marido (también espía). Ella está boca abajo, sobre el colchón, desnuda. Él cubierto por las sábanas. La cámara hace el picado de rigor para que nadie se pierda el cuerpo de ella. La tercera y última escena presenta al marido espía teniendo sexo con una de sus informantes. La cámara recorre el cuerpo de ella, pero cuando llega a él, no se posa sobre sus turgentes glúteos o su musculado torso, sino sobre su rostro. Él es el sujeto, nunca el objeto.

La serie mencionada no es otra que The Americans, una historia sobre dos agentes del KGB infiltrados entre la sociedad estadounidense en plena guerra fría. Emitida en FX, canal creado por FOX para hacer frente a HBO y Showtime, The Americans es una serie más que digna que sin embargo cae en el uso del cuerpo femenino como reclamo para la “male gaze” con demasiada frecuencia.

No es la única. La libertad que los canales premium tienen sobre los canales de cable tradicionales a la hora de poder mostrar desnudos ha generado que las pantallas se llenen de mujeres sin ropa. Una puerta abierta por HBO a la que se han ido sumando otros canales con la excusa de ser diferentes, de impactar, de transgredir contra el puritanismo de la sociedad americana. ¿Pero qué transgresión puede existir cuando el cuerpo de la mujer es mostrado a través de la lente de un hombre que busca complacer a otros hombres? No hay nada nuevo en estas imágenes, solo la vieja idea de la mujer como objeto.

LEE EL RESTO DEL ARTÍCULO EN PIKARA MAGAZINE