La absurda censura de la televisión americana

Series

Decía Billy Wilder que la férrea censura de la época les sirvió para afilar su ingenio y escribir con mayor sutileza. Las palabrotas y las escenas de sexo estaban terminantemente prohibidas, por lo que los guionistas debían recurrir a todo tipo de argucias para expresar lo que querían, comomostrar a una criada encontrándose una horquilla en la almohada de su soltero jefe.

Algo parecido le ocurrió a Shonda Rimes, creadora de Anatomía de Grey, en pleno siglo XXI. Las alarmas de los encargados de ABC de mantener las puras mentes de los buenos estadounidenses empezaron a sonar cuando la palabra “vagina” salió de los labios de los protagonistas. Algo impensable, obviamente, en una serie sobre médicos. Curiosamente, no tuvieron ningún problema con la inclusión de la palabra “pene” 32 veces en un capítulo, como admitía Rimes, pero sí con esa parte de la anatomía femenina que hace llorar a los niños y santiguarse a las señoras.

LEE EL RESTO DEL ARTÍCULO EN 815 MAG

Anuncios

2 comentarios en “La absurda censura de la televisión americana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s