Campeonas invisibles

Reportaje

     De los 30 minutos que un telediario designa al deporte, apenas unos cuantos –y muy de vez en cuando- irán destinados al deporte femenino. De las páginas que componen los periódicos deportivos de mayor tirada del país, encontrar entre ellas a una mujer será un ejercicio digno de “Buscando a Wally”. De las 24 horas de deporte al día que los canales temáticos de la TDT ofrecen, el espacio empleado en competiciones en los que participan mujeres será el mínimo, con la excepción de los Juegos Olímpicos o de los campeonatos de disciplinas consideradas femeninas como la gimnasia rítmica, la natación sincronizada, o el vóley playa. Un interés que aumenta de manera inversamente proporcional a la cantidad de ropa que las deportistas lleven. No hace tanto que la FIBA impuso en el nuevo reglamento la obligación de vestir con ropa ajustada que siguiera el contorno corporal. Y es que aunque las mujeres han logrado grandes avances en lo deportivo, la sexualización del deporte, los estereotipos o la invisibilidad mediática siguen estando a la orden del día.

     Ante un panorama en apariencia tan poco atractivo, en el que solo aquellas mujeres que lleguen a la élite verán reconocido su tesón, ¿qué mueve a las jóvenes de hoy en día a invertir su tiempo y esfuerzo en el deporte?

     A Ondiz Lekubarri le movió la familia. Con solo diez años, y tras un breve paso por el fútbol, empezó a practicar remo. “Toda mi familia hacía remo. Mi padre, mi hermano, mis tíos… me convencieron para probar, empecé a probar y ahí me he quedado”, explica. Esta joven de 20 años, estudiante de fisioterapia en la UPV/EHU, es una deportista de élite que compagina su pasión por el remo con los estudios. Su entrenamiento comienza a las 8 de la mañana, al mediodía acude a la universidad para dar sus clases, y a la tarde vuelve a entrenar. Un arduo trabajo que se refleja en el ancho de sus hombros o en sus encallecidas manos, surcadas por dolorosas ampollas que se forman por el roce de los remos.

     Campeona de Euskadi en febrero y quinta en el Campeonato del Mundo, Ondiz ha pasado completamente desapercibida para los medios. Se enfrenta a un doble hándicap: ser mujer y practicar un deporte poco conocido. “En los medios solo se habla de fútbol y baloncesto y muchas veces se olvidan de otros deportes”, recrimina, “del remo olímpico no se sabe nada. En esta universidad también estudia una chica que es subcampeona del mundo individual, y no se sabe nada.”

     grafico2Debido a la exigencia que ser deportista de élite supone, Ondiz admite que en algunos momentos se ha planteado dejarlo. “En exámenes a veces sí que lo pienso porque entre estudiar, ir a clase, entrenar y todo, no saco las notas que a mí me gustaría sacar”, declara. A esto hay que sumarle la imposibilidad de vivir del remo. “Somos mileuristas y el deporte no es para toda la vida. Tienes que aprovechar las ayudas que te dan para los estudios y hacer una carrera con la que luego poder seguir”, admite.

 Pese a todas las dificultades, Ondiz tiene clara la razón por la que continúa practicando este deporte. “Al final ves que te recompensa, que son experiencias que tú tienes la oportunidad de vivir y que otra gente por mucho que entrene no va a poder”, afirma.

Futboleras

     Jone Fernández y Andrea Pérez son dos chicas que llevan jugando al fútbol desde que prácticamente tenían uso de razón. Ambas han sido fieles a su equipo durante más de una década, movidas por una pasión que solo aquellos que realmente aman ese deporte pueden comprender. Jone juega en el Pauldarrak, un equipo de Segunda Nacional (el equivalente a la segunda división masculina) y Andrea en el Adiskideak, el primer club de fútbol femenino federado en Bizkaia allá por 1982.

     Aunque las dos son conscientes de que la situación actual del fútbol femenino dista mucho de ser ideal, consideran que se han hecho progresos. “A nadie le resulta ya raro que siendo chica practiques fútbol, cosa que hace unos 30 años era algo prácticamente impensable”, declara Andrea. Para Jone, la ilusión de las nuevas generaciones de niñas es más “fuerte” que las trabas que puedan encontrar. Sin embargo, estas trabas aún siguen siendo numerosas: pocas ayudas económicas por parte de las federaciones, desventajas en los horarios (en el caso de Andrea hasta hace poco los chicos tenían prioridad a la hora de elegir los horarios de los partidos) o la nula cobertura de los medios de comunicación.

     Siendo ambas estudiantes de periodismo, sus críticas van principalmente destinadas a la invisibilidad del fútbol femenino en los medios. “Si los medios hablaran más del deporte femenino no estaríamos con estas cosas de igualdad. Nos resultaría todo más común”, explica Andrea. Para Jone, la principal problemática radica en que los medios no les prestan atención porque no interesan, pero que precisamente no interesan porque no se las publicita. “A la gente no le puede interesar algo que desconoce”, reprocha. Las dos creen que con una mayor visibilidad, la errónea concepción de que el fútbol femenino es “aburrido” desaparecería. “El otro día dieron un partido nuestro en Tele7 y hubo gente que después de verlo me dijo que se había sorprendido, que les había parecido mucho más interesante de lo que pensaban”, explica Jone.

La web reina del deporte rey

     Para hacer frente al vacío mediático y saciar a una sociedad que comienza a demandar este tipo de informaciones, empiezan a aparecer en Internet diferentes páginas y publicaciones dedicadas al deporte femenino. Es el caso de Protagonistas del juego, una completísima web entregada al fútbol femenino nacional e internacional que cuenta con una revista online propia. Pablo Cervantes, su creador, explica que lo que le movió a crear la página fue la falta de un sitio en castellano que tratara el fútbol de las grandes ligas profesionales, ya que hasta entonces debía dedicar mucho tiempo a rastrear webs extranjeras para poder informarse. “El motor de Protagonistas fue y sigue siendo la afición por este deporte, ni más ni menos”, afirma.

     En su opinión, la principal razón por la que los grandes medios no apuestan por este deporte, ni ningún otro deporte minoritario –en especial los femeninos- es que hay “pocas ganas de arriesgar, mucho cortoplacismo y poca creatividad”. En su crítica, señala especialmente a los medios públicos, ya que según él, son los “responsables” de dar cobertura a estos deportes.

Mientras los medios miran para otro lado,  España se ha convertido una potencia en categorías inferiores. “No estamos tan lejos de experimentar un cambio en positivo como el de Francia, por ejemplo.  Quizás solo sea cuestión de que llegue un gran éxito deportivo”, declara Pablo. La diferencia fundamental entre España y países como Suecia, EEUU o Japón es que allí una jugadora puede llegar a ser profesional, dedicando el 100% de su tiempo al fútbol, lo que supone un nivel general más competitivo. Algo que por el momento es una utopía en España. Sin embargo, Pablo se muestra optimista. “Es cuestión de tiempo que el fútbol femenino tenga el lugar que merece, ya que en el caso concreto del fútbol, el deporte solo puede crecer por el lado femenino”, explica.

El impulso institucional

    Ondiz, Jone y Andrea son una rareza en una situación en la que casi la mitad de las mujeres dejan el deporte federado a los 14 años. Según un informe de la Diputación Foral Vizcaína, solo el 54% de las chicas continúan practicando deporte a partir de esa edad. A los 16, el porcentaje desciende hasta el 46%, lo que supone que menos de la mitad de las jóvenes continúan con la práctica deportiva. Para hacer frente a este abandono y potenciar el deporte entre las jóvenes, la Mancomunidad de Uribe Kosta lleva realizando durante años una serie de actividades lúdicas vinculadas al 8 de marzo.  “Nuestro objetivo es fomentar la participación de las chicas, valorar el deporte realizado por mujeres y sobre todo visibilizarlo”, explica Estibaliz Anitua, Técnica de Igualdad de la Mancomunidad.

    open surfUn ejemplo de su labor era la organización del campeonato de invierno de surf para chicas, único en la cornisa cantábrica.  En 2012 se celebró su tercera y última edición, ya que este año, por falta de fondos, será imposible su realización. “Una pena, porque las chicas jóvenes tienen muy pocas oportunidades de competir”, lamenta Estibaliz, “las mejores surfistas entran en el circuito internacional, que pese a no tener ni color con el masculino, les permite moverse por campeonatos del mundo. El problema está en que para llegar a ese nivel, es necesario tener competiciones de rango menor en las que poder practicar y formarse”, explica.

     Además de la falta de campeonatos, Estibaliz señala la escasez de modelos deportivos femeninos en el que las chicas jóvenes puedan reflejarse, así como la persistencia de ciertos estereotipos. “Aún se sigue considerando que la práctica deportiva masculiniza a las mujeres,  que es peligrosa para ellas, o que las mujeres tienen menos interés en el deporte, cosa que no es cierta”, declara.  Estereotipos y prejuicios que puedan echar atrás a ciertas chicas, disuadiéndolas de practicar deportes con los que mejorarían su salud, según expone Estibaliz.

     Mientras estas palabras están siendo escritas, se están llevando a cabo los cuartos de final de la Champions League Femenina. Evento que no ha aparecido –ni aparecerá- mencionado en ninguno de los grandes medios de comunicación del país. El deporte femenino sigue estando abocado al olvido, a ser recordado una vez cada cuatro años, a sobrevivir a base de esfuerzo, de mujeres que aman tanto el deporte que lo realizan pese a ser conscientes de que nunca podrán vivir de ello, a ser campeonas invisibles. Ojalá, en poco tiempo, este reportaje quede completamente obsoleto y todo lo que reivindican aquellas que en él han participado haya sido ampliamente superado.

Anuncios

2 comentarios en “Campeonas invisibles

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s